≡ Menu

Brujas en Tennessee


Brujas en TennesseeA comienzos del siglo XIX Robert Bell y su familia abandonaron Carolina del Norte, EUA, para mudarse al condado de Robert-son, en Tennessee. Compraron una granja que aumentó en extensión con la adquisición de los terrenos contiguos. El primer hecho extraño, sucedió en 1817, fue el hallazgo en los maizales de un animal con cuerpo de perro y cabeza de conejo que huyó velozmente cuando bell le disparó. Esa misma noche, durante la cena, la familia escuchó golpes inexplicables en los muros exteriores, que continuaron con mayor intensidad y frecuencia en las noches subsecuentes.
Los niños de la familia despertaban a media noche asegurando que las ratas rascaban las patas de sus camas y que una entidad invisible les jalaba las cobijas.
Pronto empezaron a escucharse lo susurros de una mujer que canturreaba himnos religiosos. Betsy, la hija menor, presentó huellas de violencia física provocadas por una entidad invisible (a la que se llamó la Bruja Bell) que la atacaba por las noches, Los Bell le contaron lo ocurrido a su vecino y amigo James Johnston, también empezó a experimentar aquellos fenómenos. La voz de la mujer se hizo más potente, pronunciando pasajes de la Biblia.

El general Andrew Jackson (futuro presidente de Estados Unidos), quien en 1819 se hallaba cerca de ahí en una empresa militar, decidió visitar la granja, la cual ya se había vuelto famosa en la región. Al acercarse a ella, su carreta se detuvo por razones inexplicables. Jackson aseguró que se trataba de la bruja y anunció que saldría a su encuentro. Al llegar acompañado por un supuesto “domador de brujas” amenazó a sufrir repentinas y extrañas convulsiones. Jackson y sus hombres se retiraron.

La entidad concentró sus acciones en Betsy cuando ésta se comprometió para casarse con Joshua Gardner. En la casa los objetos caían y los animales de la granja vomitaban. Los novios decidieron romper su compromiso. En 1820 falleció el padre y la bruja se manifestó en el funeral. Aunque después despareció, sólo regresó en dos ocasiones, en 1821 y 1828. Hoy se piensa que todo fue obra del maestro escolar Richard Powell, otro pretendiente de Betsy, para evitar que se casara con Gardner.