Deja de beber pancho

Hace muchos años vivió en la ciudad de Comayagua un hombre llamado francisco que le encantaba empinar el codo pero eso si un gran trabajador, cada fin de semana cada vez que le pagaban visitaba los lugares donde siempre había bebida en la mayoría de los lugares quedaba a deber.
Como de costumbre siempre se les pasaba la mano así que los amigos salían con la lengua enredada de tanta bebida