El coyote de la fabrica de la constancia

El coyote de la fabrica de la constanciaSe dice que existía un coyote que solía acercarse a las puertas donde dormían los veladores de la fábrica de la constancia, se paraba en dos patas y acercaba sus orejas lo más que podía hacia la puerta para escuchar lo que decían. Una noche uno de los veladores saco su arma y espero cuidadosamente a que el coyote llegara, cuando le disparo lo hirió en las costillas provocándole la muerte pero este animal comenzó a decir maldiciones y quejarse como humano. Los veladores presentes ayudaron a arrastrar al cuerpo del animal sobre la parte más alta y lo cubrieron con tierra, al día siguiente ya no había nada, se dice que aun hace de las suyas el coyote asustando gente.