El hombre de la bolsa

Los padres de muchos países utilizan personajes ficticios para poder atemorizar a los niños y que estos cumplan con sus obediencias. No es extraño oír que a los niños que no se lavan los dientes termina llevándolos el hombre de la bolsa o que se les aparece el cuco.bolsa
Estas expresiones no siempre tienen un episodio clave o un mito detrás para poder hacer referencia a ellas. Sin embargo, existió un hombre con el nombre de Fish a quien se lo llamó “El hombre de la bolsa” porque terminó desapareciendo y quitándole la vida a más de 100 chicos de diferentes familias, luego confesó sus crímenes y fue condenado a la silla eléctrica por sus actos de homicidio.

Fish, así también como el hombre de la bolsa del que se habla ficticiamente en el mundo; ambos tienen el cabello de color gris con un bigote gris. Llevan un sombrero todo harapiento, antiguo y visten con ropa de mendigo. La moraleja del mito en pocas palabras es que los niños no deben acercarse a las personas desconocidas, los abuelos, así como los ancianos en general tienen una imagen muy buena en la mente de cada uno de nosotros, por lo cual no es extraño que tengamos cierta confianza por ellos. Sin embargo, sus intenciones pueden ser malas y el miedo más grande de un niño es no volver a ver a sus padres.

El hombre de la bolsa les da golosinas a los niños para que ellos luego lo sigan, muchas veces dice que los llevará a una fiesta o que irán a comprar más dulces en la tienda. Una vez que se alejan de los padres, él los pone dentro de su bolsa y lo siguiente que se sabe de los pequeños es que aparecen ya sin vida. Entre las tremendas cosas que hace este hombre, una de ellas es comerse a los niños.