El niño y el duende

El niño y el duendeEstos eran unos niños que vivían en un pueblo muy pequeño rodeado de mucha naturaleza y tranquilidad, uno de estos niños todas las noches se iba para su casa a altas horas de la noche después de haber jugado.
Un día uno de esos niños se encontró un hombre muy pequeñito, era un pequeño hombrecito muy misterioso que no dejaba ver su rostro, le ofreció unos dulces al niño y le dijo que no anduviera muy noche, porque un día el duende se lo llevaría, el niño hizo caso omiso a esta advertencia, hasta que un día el pequeño hombrecito en lugar de darle dulces al niño le jugo un volado y le dijo, que si caí cara el niño se quedaría con la moneda de oro y si caía cruz el duende se llevaría al niño, la moneda fue aventada a la suerte, callo cruz y desde esa noche no se volvió a saber nada de aquel niño, lo único que encontraron fue la moneda de oro con la cruz y la cara del niño en la moneda.