El panteon municipal

El panteon municipal Todo comenzó cuando un grupo de amigos se encontraba bebiendo en el panteón municipal al pie de un árbol cuando se acerco el velador y les dijo que hacían que no deberían estar ahí que se salieran pero ellos no le hicieron caso y lo golpearon hasta medio matarlo, luego lo ataron a una tumba y le colocaron unas llantas en el cuerpo y siguieron torturándolo al poco rato los jóvenes se retiraron como si se hubieran aburrido de su juego diabólico, horas después el velador casi sin fuerzas en el cuerpo comenzó a rastrarse hasta la salida del panteón lentamente y al estar justo fuera del panteón con su ultimo aliento grito fuertemente, desde entonces el alma del velador vaga por los alrededores del panteón buscando el descanso eterno.