El regreso del muerto

Ocurrió en la aldea el Guanacaste en la jurisdicción del valle de Ángeles en el año de 1976, Francisca y su difunto esposo benigno tuvieron un hijo varón al que bautizaron con el nombre de Miguel y tenían una perrita que se llamaba “Turi” que querían mucho. Benigno era un hombre ejemplar, un buen esposo y un buen amigo aunque siempre se quejaba de la gente egoísta.
Los amigos de benigno un día decidieron ir a buscarlo para ir de parranda les encantaba beber, en lugar de buscar una cantina decidieron llevar su propia bebida, como eso de las seis de la tarde llegaron a buscarlo, poco después se reunieron los 3 amigos, benigno saco unos vasos y se pusieron a beber.