La casa grande de villa de Santiago

La casa grande de villa de Santiago Todas las casas antiguas dicen que guardan anécdotas, historias de sus moradores, algunas de estas son alegres, extrañas y trágicas.
Doña Elsia, quien vive en la casa grande, esa que esta frente a la plaza principal alado de donde en otros tiempos estaba el cine, nos contó algo de esto. Aquí vivió un sacerdote que tenia dos sobrinos, porque se murió la hermana de El, que era la madre de los muchachos y el padre cura se hizo cargo de ellos y trataron de mantenerlo, porque como entonces los sacerdotes eran los del dinero y ellos querían heredar. Una noche lo aventaron del balcón y cuando lo vieron tirado en la banqueta todo sangrado lo creyeron muerto, empezaron a pedir auxilio y llego la pol, también el doctor para dar fe, vieron que todavía estaba con vida, paso algún tiempo y el sacerdote dijo ¡No hay ladrones! ¡Fueron mis sobrinos! Pero el pidió a la policía que no les hicieran cargos que mejor los iba a mandar para otra parte, el vendió y se fue a Linares.