La leyenda del fraile

La leyenda del fraileEsta historia se desarrolla en la ciudad de México, durante la época de la colonia ya hacia el año de 1556, donde al pasar del tiempo un matrimonio de españoles trajeron a la vida a su primer primogénita, la cual describían como una hermosa niña con una inmensa fortuna y que era blanca como la nieve, la niña fue bautizada por un sacerdote amigo de la familia, la niña al pasar los años se fue convirtiendo en una joven adolescente, lamentablemente en esta etapa de su vida la joven paso por el dolor de perder a sus padres en un trágico accidente; la niña fue dejada a cargo del sacerdote al cual la joven llamaba padrino.

Y mientras más pasaba el tiempo más hermosa se volvía, y los pretendientes le sobraban, sin embargo apareció un joven aristócrata portugués que venía por las deudas que le había dejado el juego, este conoció a la joven la cual se enamoró perdidamente de el, pero el padrino no estaba de acuerdo con ello ya que el sacerdote se enteró que el aristócrata había dejado a su familia en Portugal y también que por las noches frecuentaba lugares de dudosa reputación, lo cual le prohibió a su ahijada que el volverle a ver.

El joven al ver la oposición del padrino le pidió a la hermosa muchacha que se fugaran, ella aceptó y quedaron de irse en la noche, pero grande fue la sorpresa que tuvo cuando en vez de la joven llego el sacerdote, el clérigo y el joven comenzaron a discutir, el joven saca un puñal y lo incrusta en la cabeza del sacerdote, muriendo a los pocos instantes, arroja el cuerpo al rio y entonces recuerda que el puñal tenía sus iniciales grabadas y entonces el joven escapo solo a Perú. Pero la bella doncella espero toda la noche  y el joven jamás apareció. Al pasar de 3 años el joven volvió, pensaba en la hermosa joven y en la suculenta fortuna que la incluía; pero para poder llegar a la doncella tenía que pasar por debajo de un puente, el mismo puente donde le dio fin a la vida del fraile, al momento de pasar por ahí una extraña aparición lo dejo sin habla, era un cadáver putrefacto con ropa rasgada que parecían los hábitos de un fraile, el joven al intentar gritar, una mano putrefacta se aferró a su garganta, al dia siguiente encontraron el cuerpo del joven portugués y sobre él estaba el esqueleto del joven fraile que aun tenía el puñal incrustado en la cabeza.