La leyenda del fuego

La leyenda del fuegoCuenta la leyenda, que hace muchísimos años existían multitud de culturas, algunas de ellas como por ejemplo los huicholes trabajaban a marchas muy forzadas, y siempre a ras del invierno, un invierno que apretaba sin compasión, lo que hacía que toda esa tribu quisiera que siempre fuese de día.
Llegó un día de tormenta, una tormenta bastante fuerte, la cual hizo que cayera un rayo en un árbol muy próximo a donde ellos se encontraban. Ese rayo creó una llamarada, algo que nadie conocía, sin embargo ellos, al ver que les daba calor, intentaban por todos los medios lograr que no se apagara.
Con todos los medios que ellos tenían intentaban alimentarlo, mientras unos vigilaban, otros iban a buscar troncos para seguir alimentándolo. Algunos huicholes intentaban robar el fuego, y es que aunque parezca mentira, ellos todavía no sabían que uso tenía, con tan mala suerte que acababan muriendo.
Más tarde, veían que alimentándolo de troncos el fuego seguía y seguía. Pero había gente de la tribu que también intentaba robarlo, presos de la desesperación acababan muriendo sin conseguir lo que buscaban.
Poco a poco vieron algunos de los usos que podían darles, gracias a ese fuego, podían seguir trabajando en mejores condiciones, lo que hizo que mejoraran su calidad de vida y su alimentación.