La Leyenda del Sol y la Luna

La Leyenda del Sol y la LunaDesde tiempos indefinidos el sol y luna viven enamorados disfrutando del más grande amor, el mundo aun no existía y cuando Dios decidió crearlo les dio un toque final el brillo y decidió que el sol iluminaría el día y que luna iluminaría la noche y por ese motivo estarían obligados a vivir separados, ambos fueron invadidos por una gran tristeza cuando se dieron cuenta que nunca mas se encontrarían, luna fue quedándose cada vez mas triste a pesar del brillo dado por Dios, ella de sentía sola, sol a su vez había ganado el titulo de nobleza astro rey pero eso tampoco le hizo feliz.
Tu luna iluminaras las noches frías y calientes, encantaras a los enamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías, en cuanto al sol mantendrás ese titulo porque serás el mas importante de los astros, iluminaras la tierra durante el día, darás calor al ser humano y solo eso hará a las personas mas felices, luna mas triste se puso con ese cruel destino y lloro amargamente, mientras el sol al verla tan triste decidió que no podía ser débil ya que debía darle fuerzas y ayudarla a que aceptara lo que Dios había decidido, aun así el estaba tan preocupado que decidió pedirle a Dios que por favor ayudara a luna porque era mas frágil que el y no iba a soportar la soledad y Dios en su gran compasión creo las estrellas para que le hicieran compañía a la bella luna, luna siempre que esta muy triste recurre a las estrellas que hacen de todo para consolarla pero casi nunca lo consiguen, hoy ambos viven separados, sol finge ser feliz y luna no puede disimular su tristeza, sol arde de pasión por ella y ella en las tinieblas de su pena, dicen que la orden de Dios era que luna debería de estar llena y luminosa pero no lo logro porque al igual que la mujer tiene fases, cuando es feliz consigue estar llena pero cuando es infeliz esta en menguante, ni siquiera es posible a preciar su brillo, luna y sol siguen su camino, el solitario pero fuerte y ella acompañada de las estrellas pero débil, sucede que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese realmente imposible, ni siquiera el de la luna y el sol fue en ese instante cuando el creo el eclipse, hoy sol y luna viven esperando ese instante esos momentos que les fueron concebidos y que tanto cuesta que sucedan.