Leyenda Andina

Leyenda AndinaLa Pastora y el Cóndor. Cerca del cerro vivía una joven pastorcita todos los días salía acompañada de su perrito y a veces de su novio solían llevar a sus ovejas y llamas a pastar, un día al igual que otros después de beber sus hierbas aromáticas y preparar su chapo se encamino al patio, las llamas y ovejas avanzaban lentamente comiendo paja y las hierbas que habían por el camino, por su parte el perro iba delante del rebaño atajando a los animales impidiendo que se desviaran, así ayudaba a la pastora, un día apareció un cóndor gigantesco este comenzó a seguir a la pastora deseándola, la pastora a pesar de su miedo empezó a conversar con el cóndor y se fueron conociendo, una tarde ante la mirada del perro y el rebaño el malvado del ave convenció a la pastora para dar una vuelta, ella subió a su espalda y este la condujo a un alto cerro ahí entraron en una cueva donde el vivía, el perro viendo que habían robado a su ama los siguió conocido el sitio donde estaba la pastorcita regreso donde estaban las llamas y las ovejas, reunió a todos los animales y los hizo avanzar, los condujo al poblado donde vivían, una vez el perro en la casa los padres le preguntaron por su hija, el perro los llevo a donde se encontraba su hija, cuando llegaron al lugar donde la pastora se encontraba comenzó aullar con desesperación, los padres viendo que su hija se encontraba prisionera regresaron para dar aviso al novio y a los demás habitantes del pueblo, todos fueron a rescatarla pero el cóndor habia quedado sumamente enamorado de la pastora y nuevamente la rapto para que viva con el, los padres y familiares reiteradamente iban a rescatar a la pastora pero la ultima de aquellas ocasiones ella ya tenia alas y estaba apunto de convertirse en cóndor, con lagrimas en los ojos los familiares retornaron dejando a su hija para siembre para que se convirtiera en esposa del ave.