Leyenda de Guanajuato

Leyenda de GuanajuatoEl árbol del ahorcado. Un chico llamado Santiago tenía cáncer y se encontraba internado en un hospital muy mal de salud, su madre que estaba junto a él no podía entender porque su hijo tenía que atravesar tanto dolor, tantas operaciones y demás, nada le calmaba el dolor al niño, ni la medicina que no podía curarlo, ni su madre con el amor que le tenía, ella en una ocasión lo invitó a orar y él maldijo a Dios diciendo que en nada lo estaba ayudando y que quisiera ver que haría en su lugar, entonces la madre lo intentó calmar y quiso que se arrepienta pero no lo hizo, aquella noche apareció el niño colgado de un árbol en el panteón con las sábanas del hospital enroscadas.