Leyenda de la monja de la catedral

Leyenda de la monja de la catedralCuenta la leyenda que un día un soldado fue llevado al hospital de la ciudad de Durango, en esa época el hospital estaba atendido por las monjas del convento, ellas se encargaban de curar y atender a los heridos

Aquel soldado que fue llevaba al hospital fue atendido por una de las monjas, ambos a primera vista se enamoraron y de ese amor nació una relación. Al poco tiempo la monja quedo embarazada y el soldado tuvo que marcharse. La monja al no querer deshonrar a su familia, decidió arrojarse del campanario de la catedral.

Desde entonces cuenta la leyenda que durante algunas noches se puede ver a la monja parada en el campanario.