Leyenda de la reputacion en la edad media

Leyenda de la reputacion en la edad mediaLos ilustrados del siglo de las Luces fueron quienes contribuyeron a aumentar su mala fama, al retratarlo como un periodo irracional y violento, dominado por la cruz y la espada. Sin embargo, a finales del siglo XVIII los movimientos nacionalistas revirtieron la tendencia. Lanzaron una idea más positiva, si bien igualmente distorsionada, de una Edad Media en la que buscaban los orígenes heroicos de sus incipientes estados. La literatura también aporto una visión romántica, con sus tópicos sobre el amor cortés y las gestas épicas, estereotipos difundidos luego en novelas y películas, poco fieles al contexto histórico real.

Todo esto ha llevado a la creencia errónea generaliza de que el Medievo consistió en diez siglos de ignorancia y oscurantismo durante los cales no se inventó nada importante. No obstante, la medievalista italiana Chiara Frugoni recuerda que fue entonces cuando surgieron varios de los pequeños adelantos que mejoraron nuestra vida: desde objetos de uso diario, caso de botones, tenedores y pantalones, a aparatos como la brújula, las gafas, la imprenta de caracteres móviles y el reloj mecánico. También empezaron a configurarse instituciones como los bancos y las universidades, y fue en la supuesta época oscura cuando se difundieron las notas musicales y los números árabes, además de ajedrez y los juegos de cartas. En la Baja Edad Media, según el historiador francés Jean Gimpel, “Europa occidental conoció un periodo de intensa actividad tecnológica, fecundo en invenciones, todo un adelanto de la revolución industrial inglesa del siglo XVIII”