Leyenda de la salamanca

Leyenda de la salamancaLa leyenda de Maria la Brava. Cuenta una leyenda que aproximadamente alrededor del siglo quince, Salamanca estaba dividida en dos bandas, que se enfrentaban de manera continua y estrepitosa. Una banda era la banda de San Benito y la otra era de Santo Tomé.
En una de tantas luchas y enfrentamientos que tuvieron estas dos bandas, ambos hijos de Maria Monrroy, que está pertenecía a la banda de Santo Tomé, fueron asesinados absurda y cruelmente. Cuenta esta leyenda que doña María persiguió a sus asesinos hasta la ciudad de Portugal, donde cruelmente los asesino por medio de la decapitación, después se dispuso a regresar a Salamanca con las cabezas de los asesinos de sus amados hijos, cuenta la leyenda que María arrojo las cabezas de los asesinos a las tumbas de sus hijos. Y a partir de ese momento todos conocieron a maría con el nombre de María “La Brava” Monrroy.