Leyenda de la serpiente emplumada

Leyenda de la serpiente emplumadaAntes de la llegada de los españoles a México, existía una cueva en la cual solo los más importantes reyes podían entrar a rezar, para lograr esto un guardián siempre vigilaba la entrada, este llevaba puesto una gran capa hecha de plumas y debajo de ella un gran mazo para defenderse.
Cuando llegaron los españoles rápidamente escucharon sobre esta cueva, pensaron que contenía grandes tesoros, algo muy tentador para los recién llegados. Comenzaron a buscar la cueva pero no lograban encontrarla, hasta que decidieron buscar la ayuda de alguien que conociera el camino. Encontraron a una joven que al principio se negaba a llevarlos, pero la convencieron explicando que solamente querían ir a rendir ofrenda a sus dioses.
Cuando el guardián cuestiono a la joven de porque los había llevado, ella dijo que solamente querían rendir ofrenda, pero el guardián rápidamente se dio cuenta que ellos buscaban otra cosa, lograba ver la maldad en sus ojos. Sin pensarlo se abalanzó contra ellos, comenzó una batalla donde varios españoles murieron pero no sin antes herir al guardián. Este como con sus últimas fuerzas se arrastró como serpiente devuelta a la cueva y una vez dentro los dioses la sumergieron debajo del rio para que los españoles no pudieron encontrarla.