Leyenda de la zacatecana

Leyenda de la zacatecanaEn aquellos tiempos llegan a vivir una pareja de esposos de Zacatecas el señor se dedicaba a la minería y su fortuna era muy grande por lo que la avaricia se apodero de su mujer, se enoja con su marido ya que se sentia realmente sola y abandonada y un día mando a que le quitaran la vida. Se cuenta que una noche fria la zacatecana contrato a uno de sus mozos para que terminara con la vida de su esposo mediante un cuchillo, ya que ellos dormían en camas separadas, la Zacatecana tambien termino con la vida del victimario de su esposo y después recibió su merecido siendo terriblemente exhibida, uno de los desenlaces que se habla mucho es que probablemente el cadáver de la mujer fue encontrado de tras del templo de la merset en un espacio conocido como la plaza de las tamboras existía una fuente y encima de la fuente ahí estaba el cuerpo de ella. Es probable que también se encontrara en el balcón colgada, a raíz de estas tragedias la casa se convirtió en un auguro de muerte ya que varias de las personas que habitaron este sitio tuvieron fatales desenlaces como en la familia Cobos que era unos de los mas conotados médicos que habitaron aquí en la ciudad y que después tubo infortunios en la familia, el mismo muere de una forma trágica su hija también había fallecido, durante estos casi 400 años de construida esta casona también formo parte de pasajes históricos inolvidables durante la reforma.
En el año de 1867 ahi se escribió el proceso de Maximiliano y también se embalsamaron tanto como Miramon como Mejia en una de las habitaciones de la planta alta y después sus esposas se los llevaron a sepultar, pasaron los años y esta propiedad fue cambiando de dueños fue casa habitación y antes dormitorio de los monjes dominicos una caja de Pandora resulto este recinto.
Este lugar paso por barias etapas hablamos de 1907 cuando esta casona fue comprada por el licenciado Francisco Veraza mientras la estaba condicionando se encontró con algo realmente inesperado “dos cadáveres” el impacto fue grande y se llegaron a conclusiones, en donde renació la leyenda de la malvada zacatecana, porque los cadáveres pertenecieron al zacatecano y a su victimario.