Leyenda del fantasma de la monja

Leyenda del fantasma de la monjaCuenta las leyendas que hace muchos años una joven llamada María se enamoró de un joven de apellido Arrutia, tenían planes de casarse, pero lo que no sabía María era que Arrutia solo la quería por su dinero.
María tenía dos hermanos, Alfonso y Gil, quienes no querían que María se casara o tuviera novio, por lo que decidieron ahuyentar a Arrutia, pero por más que intentaban intimidarlo él estaba decidido a casarse. Un día los hermanos descubrieron que Arrutia solo quería a María por su dinero, por lo que le ofrecieron mucho oro para que se fuera, el acepto y se marchó.
Cuando María se enteró de esto no supo que hacer, sus hermanos la internaron en un convento donde María pasaba sus noches pensando en aquel amor perdido.
Una noche, María no soporto más la perdida de su amor, entonces decidido suicidarse colgándose del árbol que se encontraba en el centro del patio central. Cuentan las leyendas, que las monjas solían escuchar por las noches como alguien caminaba por los pasillos y al asomarse al patio veían al fantasma de María colgado en un árbol.