Leyenda del pombero

Leyenda del pomberoEl Pombero es un ser muy parecido a un duende, pero a diferencia de los duendes, a este ser se le ha visto pocas veces. Tiene los pies al revés para dificultar su búsqueda. Se dice que puede tomar la forma de casi cualquier tipo de animal. Sus ojos son como de algún sapo y con cejas de pelo largo. Su mirada es fija como la de lechuzas, tiene una boca grande y alargada sus dientes blancos. Se cree que sale a pasear en los meses de octubre y noviembre cuando empieza el calor. Dicen que este ser solo quiere a los chicos buenos y a los malos los golpea. Cuando uno trata de imitar su grito o silbido, este ser responde de una forma enloquecedora. Se dice que lo pueden ahuyentar con ajo. Esta leyenda fue creciendo a medida que pasa el tiempo debido a que mucha gente afirma haber tenido un avistamiento con este ser.