Leyenda mexicana de terror

Leyenda mexicana de terrorLa bruja de Oaxaca. Cuentan las leyendas que hace algunos años en un poblado de Oaxaca, por las noches se veía un gran guajolote volar de casa en casa, como si anduviera en busca de algo.

Un día el guajolote se posó sobre el techo de una de las casas donde había un bebe, hay estuvo parado hasta que las personas en la casa por fin se durmieron, en ese momento entro por la ventana del cuarto del bebe y comenzó acercarse a él. La madre que siempre estaba al pendiente de su bebe comenzó a escuchar como este lloraba y rápido ella y su esposo corrieron al cuarto del niño, al llegar miraron como el guajolote intentaba llevarse a su hijo, el esposo tomo un pedazo de madera y comenzó a golpearlo hasta que salió volando. Poco tiempo después sobre una de las carreteras un trailero manejaba su camión a toda velocidad, de pronto miro como un guajolote se estrelló contra el camión por no poder volar bien, el trailero rápidamente bajo y subió al guajolote a la parte trasera, pensando que lo podría cocinar al día siguiente. Cuando llego a su destino quiso llevarse al guajolote, pero cuando habría la parte trasera del camión encontró a una señora ya mayor sin vida en vez del guajolote.
Se dice que aquel guajolote era una bruja.