Leyenda para nino

La chica de la curva. Una noche un joven manejaba de regreso a casa, cando de pronto observo como una chica le hacía señales de que se detuviera. La noche era fría y estaba lloviendo, por lo que el joven decidió detenerse para llevar a la joven. Una vez que la joven subió, ambos comenzaron a platicar, durante algunos minutos ambos simplemente estuvieron platicando de lo peligroso que era esa carretera durante la noche. De pronto la joven le dijo que debía bajar la velocidad, ya que un poco adelante se encontraba una curva muy peligrosa, así que debía prácticamente detenerse y pasar muy despacio ya que por la lluvia se había vuelta más peligroso pasar por esa curva. Una vez que pasaron el joven le agradeció ya que se dio cuenta que de no ser por ella entonces hubieran derrapado y hubieran caído al barranco, la joven volteo y le dijo que no debía darle las gracias, ya que esa era su misión, salvar a los conductores para que no murieran como ella hace 25 años, después de eso la joven desapareció dejando solo su huella en el asiento.