Leyendas de china

Cuenta la leyenda que una vez Confucio caminaba con uno de sus discípulos recorriendo la montaña, de repente Confucio sintió un poco de sed y decidió mandar a su discípulo a que fuera al riachuelo por agua, Su discípulo, Zi Lu, se incorporó después de saciar su sed en las cristalinas aguas del rio, comenzó a sentir como el pelo se le erizaba al ver un tigre, el tigre en plena acción de ataque se le venía encima; Zi Lu con tal pánico comenzó a mover sus manos de manera desesperada de manera instintiva, antes de que la fiera lo tocara con sus patas y lo derribara; cuentan que Zi Lu se hizo a un lado y se apoderó de la cola del tigre antes de que este lo lograra tocar, y tiró de ella una y otra y otra vez de manera desenfrenada; Zi Lu quedó atónito al ver que el tigre huía y el aún conservaba la cola en sus manos; instantes más tarde el joven volvió con el agua y la cola del tigre a mostrar su hazaña.

Zi Lu se dispuso a preguntarle a su maestro como mataban los valerosos a un tigre a lo que Confucio responde: “Los héroes lo hacen dándole golpes en la cabeza, los menos valientes lo hacen tirando de sus orejas y por último los cobardes únicamente tiran de la cola”; el discípulo se ofendido tanto que comenzó a odiar a Confucio, tiro la cola del tigre a lo lejos y tomo una piedra y se dispuso a meterla en el bolsillo dispuesto a matar a Confucio, y entonces le vuelve a preguntar – ¿Maestro, como matan los valerosos?-
Y Confucio le contesta; “Los más valerosos mata con el pincel, los menos valientes lo hacen con la lengua y los cobardes, con una piedra en el bolsillo”. Asombrado el discípulo, saca la piedra del bolsillo y desde ese momento se convierte en el más fiel y brillante alumno de Confucio.

SIGUIENTE PUBLICACION:

PUBLICACION ANTERIOR: