Leyendas de durango antiguo

Leyendas de durango antiguoEl alacrán de la cárcel de Durango. Hace muchos años en una cárcel de Durango, existía un gran misterio, ya que todas las personas que eran encerradas en cierta celda, amanecían muertas.
Cuenta la leyenda que Juan había sido mandado a la cárcel porque había defendido a su novia de un rico hacendario, el cual quería casarse con ella a la fuerza, Juan en su defensa lo había golpeado y el hombre rico utilizando su poder hizo que lo mandaran a la cárcel. Al llegar escucho las historias de aquella misteriosa celda, también escucho que aquel que descubriera que mataba a las personas saldría libre, entonces Juan pidió que lo llevaran, también pidió una vela y una caja de cerillos.
Juan espero durante toda la noche pero nada aparecía, ya como a las 3 de la mañana comenzó a escuchar un ruido, poco después su vela se terminó y todo quedó a obscuras, en ese momento se comenzó a escuchar más fuerte aquel ruido. Juan rápidamente prendió un cerillo y al hacerlo observo un gran alacrán en la pared, este comenzó acercarse y bajo al piso, en ese momento Juan lo atrapo con su sombrero.
A la mañana siguiente los guardias fueron a buscar a Juan, seguros que encontrarían un cadáver, pero lo encontraron vivo, con el alacrán atrapado en el sombrero. Juan salió libre y pudo casarse con su novia.