Leyendas de honduras cortas

El Duende. Hace muchos años vivió una joven muy linda que se llamaba Elena, toda la gente la quería por buena y servicial, sus ojos claros demostraban la alegría que reinaba en su corazón, su boca bonita nunca dijo mentiras, su cabello lindo la hacia un mujer muy hermosa y simpática, siempre que pasaba por la plaza los hombres se quedaban boca abierta. La hermosa joven se acercaba cantando y los hombres quedaban extasiados.