Leyendas de Mexico

Leyendas de MexicoExistió hace muchos años atrás, un niño llamado “Nachito”, era un niño muy bueno, pero tenía un pequeño problema, desde que nació tenía que estar alguna luz encendida cerca de él, sí no, no había manera de que conciliara el sueño, ya más grandecito siguió igual, sí por alguna razón le apagaban la luz de su recámara era tanto el miedo que le daba que sólo se la pasaba llorando y gritando de una forma exagerada, con una mirada de miedo. Sus papas le pusieron cuatro lámparas en su recámara, una en cada esquina porque cada día era más su miedo por la oscuridad. Tiempo después de que cumplió los 5 años falleció, porque la niñera que lo cuidaba, una noche después de que se quedó dormido le apagó las luces y el niño murió por un ataque de miedo y ansiedad.
Lo sepultaron en el panteón de Belén, pero su ansiedad no término con su muerte, ya que cuenta el velador del panteón que cada mañana amanecía el féretro del niño afuera de su tumba y todos los días debían meterlo a su lugar. También hay gente que cuenta que han visto el fantasma de un niño a la puerta del panteón intentando llegar a la luz de la calle.
Al ver los padres del niño lo que pasaba decidieron remodelar la tumba de su hijo poniendo un féretro por la parte de afuera con cuatro antorchas de cada lado, y colocando a su hijo dentro, solamente así descanso en paz. Cuando la gente va al panteón donde lo enterraron le dejan dulces o juguetes para cuando su espíritu salga pueda jugar.