Leyendas de panteones

Leyendas de panteonesEl niño panteonero de Momoxpan. En el pueblo de Momoxpan se creía que existían seres escurridizos en los patios y casas según afirman que escuchan arrastrar las cadenas o fierros muy pesados pero no miraban al ser que causaba estos ruidos.
Un día una niña llamada Guadalupe de tan solo 6 años de edad se encontró por casualidad con un niño vestido de taparrabo y huaraches, cuando estuvieron frente a frente este le pidió que rascara debajo de su petate porque en ese lugar estaban sepultados sus papas, al poco tiempo la niña se enfermó y falleció, pero no sin antes platicarles lo que había sucedido aquel día en el panteón lo que hizo que desenterraran a estas personas que estaban sepultadas ahí donde aquel niño misterioso había mencionado a Guadalupe.