Leyendas de serpientes

El llanto de la serpiente. Cuenta la leyenda que un día un joven de enamoro de un príncipe, ella era muy bella e intento utilizar esto para enamorar al príncipe, pero él le correspondía.
Un día la joven acudió con una hechicera, ella le dijo que el joven príncipe estaba encantado, él no podría enamorarse mientras la serpiente que se encontraba en el monte viviera, así que ella debía matarla. La joven con la ayuda de sus amigas atrapo a la serpiente y la amarraron a un árbol como había dicho la hechicera, pero la serpiente no murió, comenzó a llorar y su llanto fue tan grande que creo un lago. El príncipe al escuchar su llanto acudió a rescatarla. Con esto la ilusión de la joven había desaparecido, pero antes que ella pudiera intentar otra cosa, el príncipe decidió marcharse con todo y la serpiente.