Leyendas de terror escritas

Leyendas de terror escritasUna noche como cualquier otra, se encontraba un grupo de amigos fuera de un panteón tomando cervezas, en la tarde habían ido a visitar a la mamá de uno de ellos y se quedaron ahí hasta que se les anocheció, de pronto vieron a dos mujeres que pasaron por ahí y comenzaron a platicar con ellas. Después de un tiempo de estar platicando decidieron ir a pasear a la ciudad en el coche, al preguntar a donde querían ir y una de ellas les dijo que a un lugar donde hubiera agua, así que le dijeron que podrían ir a la playa pero les quedaba muy retirado así que ellas decidieron ir a la presa a lo que uno de los muchachos decide no ir y lo llevan a su casa y los demás se fueron.
Camino a la presa hay un pueblo llamado Cocorit, ahí compraron más botes de cerveza, uno de los chicos le pidió una cerveza a una de las mujeres, ella tomo el bote de cerveza y tomo un poco y después se lo dio al chico, el al tomarle sintió como la cerveza estaba caliente, el abrió otro y se lo dio a la chica otra vez para que le tomara y al ver que después se lo regreso caliente otra vez se empezó a espantar, voltio a ver a su amigo y miro que ya estaba muy borracho, al voltear a ver a la mujer esta lucia muy extraña, noto como la piel se les caía a ambas mujeres. Como le dio miedo les dijo que ya estaba cansado y les pregunto dónde las dejaba así, ellas le dijeron que cerca del pueblo había un panteón que las llevara ahí, ya estando ahí, el extrañado les dijo que sí se quedarían ahí y ellas le dijeron que sí. El muchacho llegó a su casa, se encerró en su cuarto y de ahí no quería salir, comer o hablar con nadie. Hasta que un día fueron al panteón y para su sorpresa encontraron las tumbas con los nombres de las muchachas. El velador les contó que esas chicas murieron cuando iban camino a la presa en una curva que estaba en el camino.