Leyendas infantiles mexicanas

Leyendas infantiles mexicanasLa torre de la catedral de puebla. Cuando se construyó la catedral de Puebla se colocaron varias campanas, una más grande que todas y las demás pequeñas por un lado, pero la más grande de las campañas no funcionó correctamente y la regresaron para que fuera destruida e hicieran otra con los restos. Ya que se realizó el trabajo deseado la campana fue llevada a la torre de la catedral, pero como era demasiado pesada, duraron varios días decidiendo cual era la mejor manera de subir la campana pero no llegaban a ningún acuerdo. Ahí la dejaron para después regresar a instalarla, pero cuenta el guardia que vigilaba de noche como vio que vigilaba algo muy parecido a unos ángeles bajaron del cielo y levantaron la pesada campana de casi 9 toneladas, y pensando que había soñado, al día siguiente se pudo dar cuenta que la campana realmente la habían subido a su lugar, lo que no se sabe fue de donde salieron esos ángeles.