Leyendas mayas de amor

La princesa y el escarabajo. Hace mucho tiempo vivía un hermosa princesa llamada Cuzan, ella al tener la edad para casarse, su padre, el rey Ahnu Dtundtunxcaan arreglo para que ella se casara con el príncipe Ek Chapat quien sería el futuro rey de la ciudad de Nan Chan.
Un día Cuzan fue al trono de su padre para agradecerle los regalos que le habían llevado, al entrar su padre estaba con su mejor guerrero, Chalpol. Cuzan al verlo se enamoró de el y el de ella. En secreto mantuvieron una relación hasta que su padre se dio cuenta de esto. El condeno a Chalpol a muerte por haber tenido una relación con su hija, pero Cuzan intervino y le suplico a su padre que le perdonara la vida a Chalpol, su padre acepto.
Al día siguiente entro el hechicero del rey a la habitación de la princesa, con el llevaba un escarabajo. El rey le había perdonado la vida a Chalpol, pero había mandado convertirlo en escarabajo. Cuzan al ver esto, le dijo que siempre estaría con él. Mando al mejor joyero del reino a llenar de joyas al escarabajo y una vez hecho esto, lo colgó en un collar que ella siempre utilizaría en su cuello.