Leyendas mexicanas de terror reales

El reto del panteón. Hace algún tiempo vivía un joven el cual era conocido por ser aventurero, a él y a sus amigos les gustaban los retos y siempre el que más sobresalía era Luis, siempre creando nuevos retos de los cuales en su mayoría de veces salía ganador.
Un día Luis queriendo crear un nuevo reto para probar a sus amigos, reto a uno de ellos a entrar por la noche al panteón y recorrerlo durante la noche, dejando una marca con la cual todos sabrían que en verdad se recorrió el panteón, Luis reto al más fuerte, pero pronto todos decidieron que lo dejarían a la suerte y arrojarían varias monedas, para su suerte Luis fue el elegido a cruzar el panteón, en el fondo él tenía miedo pero lo disimulado.
Luis salto la cerca y comenzó adentrarse en el panteón, pronto ya no lograba ver a sus amigos así que comenzó a silbar, él tenía que llegar a los tumbas que se encontraban al final del panteón y clavar una estaca en una de ellas, como tenía miedo comenzó a silbar, y sus amigos también lo hicieron tratando de alentar a Luis, pronto los amigos ya no escucharon nada, pensaron que Luis ya había salido por el otro lado y se fueron, al día siguiente al no encontrarlo entraron al panteón y en una de las tumbas encontraron  a Luis con una estaca clavada en el pecho.