Leyendas santiagueñas

Leyendas santiagueñasLa telecita. Cuenta la leyenda que en cualquier lugar donde se tocara el bombo, en ese lugar se podría encontrar a la Telecita, ésta era una doncella, que aparte de ser hermosa era inocente, y le encantaba alimentarse de frutas y de miel silvestre, nunca nadie supo de donde venía y hacia donde se dirigía, solo se podía encontrar en las fiestas. Un día desapareció, ya no se presentó a ninguna fiesta, muchos creen que murió en vuelta en llamas, que una tarde llena de frio se acercó a una hoguera para calentarse. A raíz de esto empezó una costumbre de festejarla, en cada fiesta se llevaba un bombo en su honor, creían que la Tele o telecita a la que también llamaban Santa Laica amaba a los pobres y humildes, a los campesinos, y estos le rinden tributo ya sea con una vaca o con una oveja descarriada en cada festejo.