Leyendas urbanas argentinas

Leyendas urbanas argentinasEl vampiro de las flores. Cuentan que esta es la historia de Belek, era un joven enano que llego a Buenos Aires, llego ya que venía con el circo llamado Circo de los Zares, este a su vez provenía originalmente de Cárpatos, curiosamente del mismo lugar donde se cree que venía el famosísimo Conde Drácula, cuenta Boris Loff que en ese tiempo el era el dueño del circo que corrió a Belek debido a que lo encontró prendido del cuello de una chimpancé, Boris y dos testigos corroboran ese hecho, ya que también estaba presente la mujer barbona y el hombre bala. Este fue solo el comienzo de Belek ya que los sucesos más extraños sucedieron cuando este se refugió en una casa abandonada del Bajo Flores, y justamente cuando el llego, comenzaron a desaparecer los felinos de esta colonia, cuando se dieron cuenta del terrible acontecimiento, los lugareños comenzaron a colgar ajos a sus puertas y a portar crucifijos para protegerse de cualquier amenaza. Algunos de los aun habitantes del sitio cuentan que Belek aún sigue en el cementerio de Flores y de vez en cuando sale a armar alboroto a los viajeros.