Una leyenda de miedo

La cueva del Diablo. Existen muchas cuevas que se consideran como encantadas, pero en una particular Una leyenda de miedohabía un leñador que tuvo la oportunidad de toparse con el Diablo, allí es que él le ofreció todo a cambio de su alma, fortuna sobre todo y una bella mujer para que lo acompañe, el leñador aceptó y tubo que ponerse un tatuaje en el lado izquierdo de su cuerpo, entonces de vez en cuando debían reunirse y el leñador le mostraría que seguía allí su tatuaje como muestra de fidelidad, mientras tanto su mujer era feliz, sus hijos tenían todo lo que querían y nada de dinero le faltaba, pero aún así el leñador nunca pudo ser feliz.